Interesante

7 formas comprobadas de mantener el ajo fresco, jugoso y sabroso durante mucho tiempo

7 formas comprobadas de mantener el ajo fresco, jugoso y sabroso durante mucho tiempo


En casa, puede guardar las cabezas de ajo para el invierno. Las formas simples ayudarán a preservar su jugosidad, frescura y sabor.

En los bancos

Las cabezas de ajo se conservan bien en frascos de vidrio. Para hacer esto, primero deben estar bien secos, pero no pelados de la capa superior de la cáscara. Procedimiento:

  1. Toma un frasco esterilizado.
  2. Coloca la primera fila de cabezas y espolvorea con harina para que las cubra por completo.
  3. Luego la segunda fila y una capa de harina.
  4. Apilamiento alterno hasta que el recipiente esté lleno.

La harina protege bien la verdura del secado prematuro y la aparición de moho.

Puedes reemplazar la harina por sal. Vierta 2-3 cm de sal de mesa gruesa en el fondo del frasco. Luego coloca las cabezas y espolvorea de nuevo con sal. Entonces necesitas llenar todo el frasco. La sal absorbe el exceso de humedad, lo que evita que el ajo se vuelva crudo y se eche a perder.

Las rodajas peladas se pueden almacenar en frascos de vidrio:

  1. Tome un recipiente seco esterilizado y una tapa de plástico.
  2. Coloque los dientes de ajo previamente pelados hasta arriba.
  3. Rellénelos con cualquier aceite vegetal (oliva, girasol, maíz).

Coloque un frasco lleno en el refrigerador en el estante inferior. La vida útil es de más de 3 meses. Para que el ajo retenga su jugosidad y frescura, llenará el aceite de aroma, que luego podrá usarse para freír.

En film transparente

Una envoltura de plástico ayudará a mantener el ajo fresco durante mucho tiempo. Envuelva las cabezas secas en 2-3 capas. Conservar en el frigorífico en el compartimento de verduras.

Si no hay refrigerador o espacio en él, coloque el ajo envuelto en papel de aluminio en una caja de cartón. Espolvorea cada capa con aserrín fino. Coloque el recipiente en un lugar fresco, por ejemplo, un sótano, balcón, pasillo.

En parafina

Una forma inusual y que requiere un poco de tiempo. Te permite extender la vida útil varios meses sin perder frescura y jugosidad:

  1. Derrita la cera de parafina al baño maría.
  2. Sumerja las cabezas de ajo sin pelar una a una en la sustancia caliente, sujetándolas por las colas.
  3. Coloque sobre una envoltura de plástico y deje enfriar durante 2-3 horas.

Coloque las cabezas de parafina congeladas en cajas de cartón preparadas. Mantenga en un lugar fresco. Una fina capa protectora evitará que la verdura se seque, conservando así su frescura y aroma.

En bolsas de tela o medias de nailon

Secar las cabezas, cortar las puntas y ponerlas en la bolsa preparada. Almacenar en un lugar fresco, por ejemplo, en un sótano, en una logia.

Nota:

  1. Si hay poca humedad en la sala de almacenamiento, rocíe las cabezas con cáscaras de cebolla.
  2. Si la humedad es alta, primero sumerja una bolsa de tela en una solución salina fuerte y séquela al sol. Entonces puede usarse para almacenamiento.

En coletas o bollos

Se ha aprendido durante mucho tiempo a almacenar el ajo en trenzas trenzadas o en racimos. Esto no requiere ningún costo financiero. Seque la verdura cultivada junto con el tallo. Trenza o ata en un moño. Cuélguelo en un lugar fresco y seco con un clavo o un gancho. En este estado, las cabezas se almacenan hasta 5-6 meses.

Si cuelgas trenzas de ajo en la cocina, se convertirán en un detalle adicional de tu interior.

En cajas y cartones

Para almacenar ajo en cajas de cartón, cajas de madera o cestas de mimbre, debes observar el modo óptimo:

  • humedad ambiente: no más del 50-80%;
  • temperatura del aire - de +3 ° С a −5 ° С.

Corta las raíces de los ajos secos y quémalos ligeramente al fuego. Esto se puede hacer con un encendedor, una vela o una estufa de gas. Luego coloque las cabezas en un recipiente y colóquelas en un lugar oscuro y fresco.

Envasado al vacío

El almacenamiento de cabezas de ajo en envases al vacío le permite conservar la frescura y el aroma durante mucho tiempo. No se suministra oxígeno, por lo que no se produce moho ni descomposición. Coloque las cabezas en una bolsa. Utilice un dispositivo especial para evacuar el aire. Almacene en un refrigerador o cajón en un lugar fresco. Así, el ajo conservará su sabor durante mucho tiempo.

También puede utilizar frascos con tapas especiales para almacenar alimentos al vacío. Coloque cabezas enteras o dientes de ajo en un recipiente en filas apretadas, ciérrelo con una tapa y bombee el aire.

  • Impresión

Califica el artículo:

(1 voto, media: 5 de 5)

¡Compartir con tus amigos!


Cómo mantener la cosecha en el apartamento.

Guarde las papas en un lugar fresco y oscuro. Recoja las patatas secadas al sol en cajas de madera sin mezclar las variedades. Se puede guardar en el armario o en la entrada, si está permitido. En el balcón, se congelará y quedará dulce.

Puede utilizar la forma finlandesa de almacenar patatas. Para ello, las patatas se limpian de terrones de tierra y se colocan junto con musgo sphagnum seco en cajas. Este tipo de musgo se puede recolectar en el bosque pantanoso al lado de la casa de campo. Con este método, la propiedad bactericida del musgo protegerá las papas de la pudrición.

  • Cómo almacenar las verduras correctamente
  • Cómo almacenar adecuadamente las verduras en casa.
  • Cómo cosechar y conservar cultivos
  • Cómo almacenar manzanas
  • Cómo almacenar verduras en invierno.
  • Cómo almacenar la fruta correctamente
  • Cómo almacenar manzanas en invierno.
  • Cómo almacenar zanahorias en un apartamento.
  • Cómo seleccionar manzanas para el almacenamiento
  • Cómo almacenar ajo en un apartamento de la ciudad.
  • Cómo mantener frescas las manzanas para el invierno
  • Cómo mantener la dacha
  • Cómo almacenar repollo en invierno.
  • Cómo conservar las manzanas en invierno.
  • Cómo almacenar zanahorias y rábanos en invierno.
  • Cómo mantener frescas las manzanas hasta la primavera
  • Cómo almacenar adecuadamente los cultivos de repollo.
  • Cómo conservar verduras frescas para el invierno
  • Cómo almacenar adecuadamente una calabaza hasta la primavera.
  • Cómo salvar una cosecha en un verano frío
  • Cómo hacer un invernadero
  • Cómo almacenar remolacha en una bodega.
  • Cómo proteger los cultivos durante el calor

En primer lugar, debe preparar la bodega: limpiarla de escombros, desinfectar, ventilar. Para controlar la temperatura, instale un termómetro. La humedad se puede determinar mediante la llama de una vela. Si la llama está nivelada, la bodega está seca. Si la llama se desvía, la humedad en el sótano es alta. Se requiere ventilación adicional para eliminar el exceso de humedad. Entonces, la bodega está lista, ahora es el momento de comenzar a almacenar verduras.

Cómo conservar las patatas


Antes de bajar las patatas al sótano, conviene secarlas bien. Por regla general, dedican varias horas a esto, extendiéndolo en un lugar oscuro. Después del secado, las patatas se clasifican y desechan.

Almacene las patatas a t + 2 ° C, + 4 ° C. A temperaturas elevadas, las patatas brotan y se pierde el sabor. Con mucha humedad, los frutos comienzan a pudrirse. Para eliminar el exceso de humedad, debe cubrir las papas con arpillera o colocar una capa de remolacha encima de ellas.

Esta cercanía ayudará a las verduras. Las remolachas recibirán la humedad necesaria y las papas la eliminarán. Los tubérculos enfermos se eliminan de inmediato. Si las papas comenzaron a pudrirse, no solo se eliminan las papas estropeadas, sino también las que entraron en contacto con ellas.

En las papas preparadas para la comida, asegúrese de eliminar los brotes con regularidad. Si aparecen brotes en el material de siembra, los brotes se eliminan solo una vez. De lo contrario, las papas para plantar serán débiles y no habrá una buena cosecha.

Para almacenar tubérculos se utilizan cajas o contenedores, bien ventilados con laterales bajos. Colocaron el recipiente en un escenario, de 15 a 20 cm de altura. No se recomienda mover cajas cerca de la pared del sótano.

Cómo mantener las zanahorias frescas por más tiempo

Hay muchas formas de almacenar zanahorias. Cada jardinero selecciona el que le resulta más aceptable. Antes de la colocación, las zanahorias se clasifican, se descartan agrietadas y se cortan las partes superiores.

Almacenamiento en bolsas. Usa bolsas de azúcar. Rellene las zanahorias, espolvoree cenizas (para desinfectar), ate la bolsa con un cordel y colóquelas en el sótano.

En arena las zanahorias permanecen jugosas y frescas durante mucho tiempo. Para una mejor conservación, la arena se mezcla con cal o tiza suelta. Un ambiente tan alcalino no les da a los microbios putrefactos la oportunidad de formar colonias. La capa de arena debe estar constantemente húmeda.

En cajas. Para el almacenamiento, se eligen cajas pequeñas, en cuyo fondo se vierten hojas de menta y fresno de montaña. Simplemente puede espolvorear zanahorias con cáscaras de cebolla en un frasco de tres litros. Es conveniente almacenar zanahorias pequeñas en un frasco. No cierre el frasco, déle la vuelta y colóquelo sobre una superficie de madera. En aserrín de coníferas. Algunos jardineros usan aserrín de coníferas húmedo (15-20%) para el almacenamiento.

En el suelo. Parte de las zanahorias se puede dejar para pasar el invierno en el suelo. Se debe tener cuidado de quitarlo en la primavera después de que el suelo se descongele. De lo contrario, crecerá.

¡Las remolachas se pueden almacenar bien hasta el verano!


Antes de colocar las remolachas, se cortan las puntas, alejándose del cultivo de raíces en 2-3 cm. La raíz y las raíces laterales también se acortan. Pele con cuidado las remolachas del suelo para no dañar la delicada piel de la verdura. Las remolachas se retiran para su almacenamiento solo cuando todos los cortes en la parte superior están secos. Estas simples reglas ayudarán a aumentar la vida útil.

  • La forma más sencilla es almacenar las remolachas a granel en el suelo del sótano.
  • Puede colocar las remolachas en una pirámide, colocando raíces grandes en la capa inferior.
  • Pero la mayoría de las veces, las remolachas se almacenan en bolsas. Para evitar que se forme condensación en la bolsa, se hacen agujeros en ella. Coloque las remolachas en capas, rociando cada una con aserrín. Estos se pueden comprar en la tienda de mascotas. De esta forma, los paquetes se almacenan en el sótano o en el balcón.
  • También puede almacenar remolachas en la arena. Los jardineros comparten un pequeño truco: la capa inferior del recipiente forma pequeñas remolachas. Los cultivos de raíces grandes se colocan en la parte superior, ya que se deterioran más rápido. Cada capa está rociada con arena.
  • Si la cosecha es pequeña, las remolachas también se pueden almacenar en el refrigerador colocándolas en bolsas.

    Muy a menudo, la podredumbre seca afecta a la remolacha. Por lo general, aparece cerca de la cola. Al menor indicio de podredumbre, el área afectada se corta y se rocía con ceniza de madera.


    Cómo almacenar verduras en invierno.

    ¡Hola queridos amigos!

    A principios de otoño, la gran mayoría de los jardineros de nuestro país vuelven a prometerse "no plantar tanto más" y, mirando los centavos de feos calabacines con manzanas, buscan un lugar para un almacén y se les ocurren formas de almacenamiento adecuado. ¿Cómo conservar las verduras con una mínima pérdida de vitaminas y nutrientes beneficiosos?

    Para colocar un cultivo durante un período de almacenamiento prolongado, los tipos de variedades de verduras y frutas se utilizan solo en los períodos de maduración tardía y media-tardía. Las variedades de maduración temprana generalmente se procesan, secan o enlatan para el invierno. Solo se eligen para el almacenamiento frutos sanos, en buen estado, limpios y secos de madurez normal.

    Almacenamiento de ajo

    Se puede mantener en una habitación oscura ordinaria atando sus cabezas en trenzas. Después de recolectar, se seca al aire durante varios días, cortando la pluma y no hasta la base. Luego se unen con "colas", se envuelven en tela de polipropileno (bolsas de azúcar) y se cuelgan en un lugar oscuro, lejos de los radiadores.

    La segunda opción es pelar los dientes de ajo y verter en aceite vegetal, consiguiendo simultáneamente dos productos en uno, siempre ajo fresco y aceite de ajo curativo para salsas.

    La tercera forma: las cabezas de ajo se sumergen en parafina caliente, haciendo una especie de momificación.

    Le sugiero que lea un artículo detallado sobre "cómo conservar el ajo".

    Almacenamiento de cebollas de nabo

    Los bulbos deben secarse durante al menos una semana, muestras grandes, de dos a tres semanas.

    Por lo general, se utilizan colchas viejas o telas no tejidas para la ropa de cama. Para el almacenamiento, los bulbos se seleccionan sin rastros visibles de enfermedades, fuertes y densos al tacto.

    Al igual que el ajo, las cebollas se cuelgan en habitaciones oscuras y secas lejos de los puntos calientes o se almacenan en recipientes de malla, cestas de mimbre y redes.

    Sugiero leer el artículo detallado "almacenamiento de cebollas"

    Almacenamiento de remolachas, zanahorias, nabos y rábanos.

    Todos los cultivos de raíces deben limpiarse del suelo: remolacha, rábanos, zanahorias, chirivías o nabos. Se rompen las puntas de las remolachas y se conservan las raíces. Los cultivos de raíces se almacenan en grandes contenedores o cajas, colocándolos en capas entre aserrín seco, arena, turba, heno o cáscaras de cebolla.

    La tiza se agrega a la turba o arena en una proporción de 1 a 10.

    Las zanahorias se conservan mejor si las raíces se sumergen en una solución viscosa de arcilla y se secan al aire.

    Almacenamiento de patatas

    En los viejos tiempos, las patatas se guardaban en un hoyo cavado de dos metros de largo, cubriendo los tubérculos con una capa de 70 cm de paja y césped encima. Ahora, se secan sobre una tela extendida y antes de la colocación invernal, previamente almacenados en sombra absoluta bajo un dosel de la calle, a una temperatura de 14-18 ° C.

    Habiendo aguantado un mes, se colocan en grandes cajas sobre soportes a 20-25 cm del suelo y con agujeros en las paredes.

    El segundo método consiste en extender varias capas de material no tejido, distribuir uniformemente los tubérculos y cubrir encima.

    Las patatas se almacenan a una temperatura positiva de 2-4 ° C, quitando periódicamente los brotes, evitando un exceso de humedad o secando. Es bastante difícil conservar todo el cultivo durante mucho tiempo, las patatas se congelan a 0 ° C y germinan a 5 ° C.

    Una buena adición a la conservación es rociar los tubérculos con hojas frescas de serbal picadas.

    Lea otro artículo interesante sobre "cómo conservar las patatas"

    Almacenar manzanas

    Inmediatamente después de la recolección, las manzanas se colocan en un lugar fresco y las frutas en buen estado y no enfermas se separan de las "defectuosas". Utilice variedades tardías sujetas a almacenamiento a largo plazo. Las manzanas se guardan en cajas, como los cultivos de raíces, solo se limitan a aserrín seco o heno, sin el uso de arena y tiza.

    En los viejos tiempos, las manzanas se guardaban en despensas locales separadas con paredes blanqueadas con cal. Lea sobre otras formas de almacenar manzanas en el artículo "Cómo almacenar manzanas en invierno".

    Almacenamiento de cabezas de repollo

    Los tocones de repollo se cortan de las cabezas de repollo y se eliminan las hojas marchitas. El repollo se almacena en contenedores o cajas grandes, con capas de paja. Las cabezas de repollo se envuelven en paja para que no entren en contacto entre sí.

    La segunda opción: las cabezas de repollo se rocían con tiza y se colocan entre capas de material no tejido, directamente en el piso.

    La tercera forma: el repollo se envuelve en papel y se coloca en los estantes, cambiando periódicamente el papel húmedo para que se seque.

    Puede leer más sobre los métodos de almacenamiento de repollo AQUÍ.

    La duración del período de almacenamiento está determinada en gran medida por la calidad del trabajo preparatorio, la recolección oportuna del cultivo, las condiciones de conservación y los factores climáticos en las instalaciones de almacenamiento.

    En ausencia de una oportunidad guardar verduras, raíces y frutas frescas, no se molesten: enlatar, secar y congelar verduras, porque nadie ha cancelado. ¡Nos vemos!


    Cómo almacenar repollo en casa.

    Para mantener el repollo blanco fresco el mayor tiempo posible, no es necesario buscar una habitación especial para él. El almacenamiento se puede organizar en el apartamento.

    Almacenar repollo en el refrigerador

    Cada cabeza de repollo se envuelve herméticamente con una película adhesiva y se coloca en el compartimento de verduras, estableciendo la temperatura mínima en él. Las verduras se revisan regularmente, reemplazando la película tan pronto como se haya formado condensación.

    En lugar de envoltura de plástico, puede usar papel pergamino

    Si tiene un balcón lo suficientemente grande, puede instalar una caja de madera, aislada con espuma de plástico, y almacenar el repollo en él, también habiendo envuelto previamente cada cabeza de repollo con papel de aluminio o papel.

    En invierno, no olvide buscar regularmente en la tienda y desechar todas las cabezas de repollo con signos evidentes de daño. Incluso si crea las condiciones adecuadas para el repollo, puede enfermarse durante el almacenamiento.


    Ver el vídeo: Cómo conservar el AJO por mas TIEMPO?Pasta de ajo2 maneras de conservar el ajoLina H. #ajo